El hijo de Rembrandt, Titus, en hábito de monje

37,00 €
Impuestos incluidos

1660, Rijksmuseum, Amsterdam

Rembrandt retrató a su hijo Tito con los ojos bajos y con hábito franciscano. Las reglas de esta orden monástica prescriben una vida de pobreza y humildad. Indicativo de esto son el manto grueso y la mirada introspectiva en el rostro demacrado del chico, en la que Rembrandt ha centrado toda su atención. El entorno, con rocas y arbustos, son únicamente sugeridos sumariamente.

Artículo añadido a sus deseos

CasaPrints utiliza cookies para facilitar su navegación