Alice

37,00 €
Impuestos incluidos

Modigliani trabajó casi exclusivamente con el rostro humano y es particularmente conocido por sus retratos. Cuando pintó esta imagen su estilo característico de la representación de figuras estaba completamente formado. La niña está retratada desde el frente y los planos tienen un orden geométrico que crea una sensación de calma y armonía. Las máscaras africanas y el arte medieval eran las principales fuentes de inspiración para la pintura de Modigliani. Sobre esas bases desarrolló un lenguaje compuesto de formas alargadas, simplificadas, aquí acentuada por el formato alto y estrecho.

Modigliani se trasladó de Italia a París en 1906, y en 1908-1909 se estableció en Montparnasse, donde llegó a ser parte de la escena internacional de artistas. Su excéntrico estilo de vida y su muerte prematura han contribuido enormemente al mito de la bohemia artística de París.

Statens Museum for Kunst

Artículo añadido a sus deseos

CasaPrints utiliza cookies para facilitar su navegación