Hôtel des roches noires, Trouville

37,00 €
Impuestos incluidos

Durante el verano de 1870, a vísperas de la guerra franco-prusiana, Claude Monet realiza una estancia en Trouville con su joven esposa Camille, con quien se casó el 28 de junio. El Hotel de las rocas negras. Trouville testimonia, como muchos lienzos de Eugène Boudin que tuvo una relevante influencia sobre el joven Monet, de los convencionalismos balnearios de la gran burguesía del Segundo Imperio. Pero la obra revela también la originalidad de la factura de Monet y constituye un magnifico ejemplo de la audaz técnica del pintor. Su alusiva y rápida pincelada crea la impresión de ondulación de las banderas y anima un cielo recorrido por nubes de borrosos contornos. El formato alto marca todavía más el contraste entre la estabilidad de las figuras, repartidas en la parte inferior, y el movimiento de los elementos sometidos al viento, en la parte superior. La bandera del primer plano, está particularmente realzada por la elección de rayas rojas y blancas, pintadas con un pincel muy libre. Recordamos con frecuencia a Proust a propósito de esta obra, pero la sociedad descrita por Monet es anterior de una generación al menos a la que evoca el novelista, incluso si el hotel de las rocas negras fue uno de los modelos del Gran hotel de Balbec.

1870, Musée d'Orsay

Artículo añadido a sus deseos

CasaPrints utiliza cookies para facilitar su navegación