El Puente Japonés

37,00 €
Impuestos incluidos

En 1883 Monet trasladó su casa, sus dos hijos junto a Alice Hoschedé y sus hijos, a la comunidad rural de Giverny, donde alquiló una casa que pudo comprar siete años más tarde. A principios de 1893, adquirió una zona pantanosa a través de las vías del ferrocarril contiguas a su propiedad y solicitó al consejo de la aldea permiso para desviar una pequeña corriente hacia ella. Pero sólo hacia el final de esa década se dirigió al jardín que había creado allí como una rica fuente de inspiración artística.

En 1899, Monet pintó 12 telas desde el mismo punto de vista, centrándose en el puente arqueado azulverde y el microcosmos de su jardín de agua. Entre las 12 obras se encuentra El Puente Japonés de la National Gallery. Monet diseñó y construyó el paisaje que aparece en la pintura, desde el puente hasta el estanque y su forma, hasta los nenúfares y otras plantaciones. El artista, que como líder de los impresionistas había abrazado la espontaneidad de las obras directamente observadas que capturan los fugaces efectos de la luz y el color, había sometido en estas últimas pinturas una naturaleza que recreó a un escrutinio sostenido y meditado.

1899, National Gallery of Art, Washington

Artículo añadido a sus deseos

CasaPrints utiliza cookies para facilitar su navegación